Descubriendo sus manitos

Descubriendo sus manitos

Descubriendo sus manitos


El recién nacido mantiene sus manos bien cerraditas gracias al reflejo prensil que irá desapareciendo por completo hacia el tercer mes de vida. A partir de este momento, el bebé reconoce sus manos, las tendrá abiertas y las observará con atención. Incluso, será capaz de sujetar un sonajero y agitarlo.

Qué linda manito

Para que el bebé tome conciencia de sus manos y sus deditos, es bueno que los padres acompañen diversos juegos con rimas y canciones ya que las palabras unidas al gesto ayudan a que el niño reconozca distintas partes de su cuerpo. También pueden fomentar esta etapa de desarrollo con estímulos táctiles haciéndolo experimentar diversas sensaciones, como por ejemplo:

• Chapotear en el agua
• Tocar juguetes de diversas texturas, formas y tamaños
• Arrugar papeles, celofán, plástico, etc.
• Darle alimentos que se puedan comer con la mano

Alrededor de los cinco meses pueden ayudarlo dándole y recibiendo cosas para incentivarlo a abrir los dedos y soltar. Al ir adquiriendo destreza con sus manos, el bebé tendrá otros juegos preferidos como tirarle de los pelos a mamá si lo tiene largo o quitar las gafas de quien lo cargue en brazos. A partir de los seis meses ya será capaz de aplaudir y de tomar su biberón, por lo que es recomendable darle aquellas que vienen con asas. Además verán cómo puede pasar un objeto de una mano a otra y hasta los dejará caer para recoger otra cosa. Incluso, ya pueden comenzar a enseñarle a comer solo con una cuchara.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×