Ejercicio físico durante el embarazo

El ejercicio físico ayuda a que el embarazo sea más placentero, facilita el esfuerzo en el momento del parto y favorece la recuperación posterior. Con el consejo de tu médico podrás elegir la actividad que mejor se adecúa a ti y a tu bebé.

el ejercicio fisico en el embarazo-2

Realizar ejercicios durante el embarazo es muy bueno para ti:

• Te ayuda a controlar tu aumento de peso
• Mejora tu sistema circulatorio
• Es una buena forma de liberar el stress
• Mantiene tus articulaciones más flexibles
• Favorece tu recuperación posparto

Es bueno que los realices regularmente y que consultes tu rutina con tu doctor, especialmente si has tenido una tendencia más sedentaria antes de tu embarazo.

¿Qué tipo de Gimnasia puedo hacer?

Algunas actividades que puedes hacer son natación, gimnasia suave, bicicleta estática y caminatas al aire libre. Los ejercicios de relajación y estiramiento son muy buenos durante tu embarazo y muy útiles en el momento del parto.

Los deportes como andar a caballo, esquiar y actividades en alta montaña o ejercicios como levantamiento de pesas y abdominales no son recomendables para ti porque exigen un gran esfuerzo físico y tienen mayores probabilidades de caídas o golpes.

Es muy importante que tengas en cuenta el precalentamiento y la relajación posterior a la hora de ejercitarte. Es recomendable usar ropa adecuada, especialmente un calzado cómodo. No es bueno hacerlo luego de comer, es aconsejable que esperes antes dos o tres horas.

Lograr una buena respiración te permitirá aliviar la sensación de falta de aire producida por la presión que ejerce el útero sobre la base del pecho. Para ello, los ejercicios de yoga son muy útiles. Esta disciplina es también muy buena para ejercitar la flexibilidad y fortaleza de los músculos en la zona pélvica, que te ayudarán durante el parto.

Muchos ejercicios se pueden realizar en el agua, que es un medio genial para relajarte y practicar tu respiración. Además, favorece la circulación sanguínea y reduce la retención de líquidos.

Ejercitarte te va a ayudar a vivir tu embarazo de una manera más placentera. Pero si llegas a tener contracciones, dolor general o de espaldas, palpitaciones o sangrado vaginal, es necesario que pares la actividad y le consultes a tu médico.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×