Tengo un perro y estoy embarazada. ¿Hay algún peligro?

Los perros suelen ser una gran compañía para los bebés. Pero es importante que tengas en cuenta algunas indicaciones.

los perros en el embarazo-2

Estás planeando tener un hijo, un momento único. Pero te preguntas, como la mayor parte de las mujeres, qué riesgos puede representar tu perro en esta nueva fase de tu vida, o si te conviene recibir ese perrito que te quieren regalar desde hace tanto tiempo.

En general los médicos recomiendan que un perro llegue a casa después de que tu bebé nació. De ese modo, siempre que se trate de una raza dócil y amable con los chicos, la mascota crecerá con tu bebé y con el tiempo será su fiel y guardián compañero.

Pero si tu perro llegó antes que tu futuro pequeño, entonces deberías enseñarle algunas costumbres nuevas, en particular si tu mascota está acostumbrada a saltar sobre ti: cuando estés recostada o sentada en una silla podría apoyar con fuerza las patas sobre tu panza. Para evitar sustos sería mejor que lo re-entrenaras.

También podrías poner en práctica otras técnicas antes de que tu bebé llegue a casa.

Los bebés son las víctimas más frecuentes de los perros porque los más bajitos del hogar exploran el mundo de un lado a otro, no saben distinguir qué está bien o mal y porque los bebés juegan con las mascotas como si se tratara de un muñeco. Para asegurarte de que tu hijo crezca en forma armoniosa con tu mascota te brindamos algunas claves:
• Deberías hacer un listado de los hábitos de tu perro que podrían ser peligrosos para tu bebé. De ese modo identificarás en qué aspectos hay que re-entrenarlo y re-orientarlo.
• Tu perro debe acostumbrarse con tiempo a la presencia de otra persona en la casa. Para eso podrías practicar rutinas que en unos meses serán cotidianas. Por ejemplo, podrías colocar un muñeco sobre la mesa o sentado en una de las sillas que está alrededor de la mesa.
• Tu perro debería aprender que hay juguetes que no le pertenecen. De lo contrario mordisqueará cada patito de plástico, pelota o sonajero de tela que encuentre a su paso.
• Siempre es recomendable mantener una charla con el veterinario antes de que nazca tu pequeño.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×