Preparando a tu “deambulador” para una niñera

Tu bebé ya no es el chiquito que era hace un tiempo y puede manifestar de diferentes modos lo que siente cuando no estás en horas de trabajo.

Preparando a tu “deambulador” para una niñera

Tu bebé es un “deambulador” cuando comienza a caminar. También se le puede considerar desde que comienza a gatear, pero en términos generales es la etapa en la que empieza a pararse y descubre que tiene todo un nuevo universo para explorar.
Si tu bebé está en esta etapa seguramente ya nota más tus ausencias. Según su carácter puede costarle más o menos aceptar que ya no puedes estar con él todo el día. Que llore o te mire con ojitos acusadores es una probabilidad, al igual que también lo es que muestre rechazo hacia la niñera. Por eso, es importante que planifiques una etapa de adaptación antes de volver a tu trabajo, en la que estén los tres juntos durante algunos días.

El período de adaptación

Es muy importante que hables con tu bebé y le expliques sobre el cambio que va a ocurrir. Puedes probar saliendo de tu casa por cortos periodos de tiempo para ver cómo reacciona. También es bueno que recuerdes que muchas veces tu bebé llora y patalea para buscar un límite y probar su poder sobre ti. Es posible que, si bien en ese momento realmente no quiera que lo dejes, una niñera creativa pueda distraerlo en cinco minutos con un juego.

Es también una etapa de límites en general. Vas a encontrarte más de una vez al día repitiendo: “¡eso no se toca, cuidado, eso corta, eso quema, eso hace mal!”. Si tienes que preparar a tu bebé deambulador para que se quede con una niñera, todos tendrán que aceptar que es un momento de adaptación y aprendizaje.

Por sobre todo a tu bebé le debe quedar claro que, mientras tú estás fuera de casa, la niñera es la persona responsable que sabe lo que se debe hacer y a quien debe obedecer.

La niñera, por su parte, también debe tener en claro cuáles son las pautas para cuidar a tu bebé que recién comienza a caminar y debe saber cuáles son las medidas de seguridad necesarias para evitar accidentes, como tener siempre cerrada la tapa del inodoro, controlar que los enchufes estén con sus tapas protectoras, mantener las ventanas cerradas para que el viento no cierre la puerta de ningún cuarto donde puede estar jugando el bebé, cocinar en los fogones más cercanos a las paredes, etc.

comentarios